Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Instalaciones para una Buena Producción Caprína

08/06/2016

Autor: Ing. Oscar Arroyo Barreto. Especialista en Producción Caprina (Perú)

1.  INTRODUCCION

La crianza de caprinos en la costa central del País es la principal actividad económica de una numerosa población de familias, que se han asentado las riberas de los ríos y las laderas de los cerros de las principales cuencas hidrográficas de la costa. Estas crianzas tradicionalmente se sustentaron con los rastrojos de la agricultura de dichos valles produciendo quesos del tipo  artesanal y cabritos para la producción de carne.

Estas poblaciones de cabreros tienen una variada problemática, tanto tecnológica como social y económica. Con estas producciones tienen que mantener a su familia, educar a sus hijos y procurar mejorar mejores niveles de vida. Lamentablemente no es fácil esta misión, porque a las deficiencias que se tienen por una crianza tradicional con poca tecnificación, estos productores venderán mayormente sus producciones a los intermediarios, quienes casi siempre no pagan adecuadamente al esfuerzo realizado por los productores.

Felizmente en la actualidad se cuenta con una variada tecnología que puede mejorar las crianzas de los pequeños productores de cabras, la misma que está al alcance de los criadores a través de las Universidades, ONGs, etc. Estas tecnologías tienen poco costo, pero los retornos económicos que ellas originan cubren esos costos y dejan un marco de ganancia aceptable. Los productores tienen que decidirse a mejorar sus crianzas en forma paulatina y lograr así el tan ansiado mejoramiento de sus condiciones de vida.

La ONG PROCABRA desde hace unos años viene apoyando a los productores de caprinos de diversos valles de Lima y otros lugares del país principalmente en la mejora de las técnicas de producción, principalmente de la producción de leche. Pero entendimos que no era suficiente, porque inevitablemente los productores tenían que vender sus quesos, con las mejoras tecnológicas que lograron aprender, hacia los intermediarios, quienes les ofrecían poco precio, pagos diferidos y ninguna posibilidad de mejora. Entonces surgió la necesidad de mejorar aún más las técnicas de elaboración de quesos y su mercadeo en las grandes cadenas de tiendas. Este esfuerzo fue compartido con la FAO y el Ministerio de Agricultura y actualmente diferentes productos provenientes de la leche de cabra del Valle del Chillón vienen ofreciéndose en las principales cadenas de tiendas de la capital, en un trabajo conjunto de PROCABRA y la Asociación de Productores Caprinos del Valle del Río Chillón.

Pero aun el esquema no estaba completo, porque la obtención de la leche de cabra aún sigue siendo semiartesanal y es necesario mejorarla para poder obtener leche de una mayor calidad, que pueda dar origen a productos manufacturados también de mayor calidad. La nueva propuesta por lo tanto era mejorar el sistema de ordeño, mediante la habilitación de corrales de’ espera y el uso de un módulo de ordeño en plataforma para lograr la mayor higiene posible. La leche colectada de esta manera se concentraría inmediatamente en tanques de refrigeración que funcionarían en un lugar adecuada para cada grupo de productores. Esta leche refrigerada sería colectada por una movilidad con un tanque isotérmico y conducido a la planta de lácteos que procesa estos productos.

De esta forma se pondría en funcionamiento una cadena de frío para la leche de cabra y la posibilidad de elaborar mejores productos para la venta. Todo este proceso estaría acompañado de una adecuada capacitación a los productores de caprinos. El Fondo de Contravalor Perú Francia ha decidido apoyar esta iniciativa, que redundará directamente en el desarrollo social y productivo de nuestras pequeñas crianzas de caprinos de la costa central del País.

crianza - caprinos

Foto 1. Caprinos bajo buenas condiciones de crianza

2. INSTALACIONES PARA UNA BUENA PRODUCCION

INTRODUCCION

La crianza de caprinos, como toda la explotación animal se sustenta físicamente en corrales o galpones de crianza. Generalmente los corrales son los lugares que se usan cuando las condiciones de las variaciones del clima no son muy extremas, como el caso de los Valles costeros del Perú, y los galpones (instalaciones cerradas) se usan cuando estas variaciones son extremas, y hay caída de precipitaciones de agua, granizos o nieve.

Actualmente nuestros caprinos son criados en un solo corral, todos juntos, sin ninguna separación por sexo, edad o condición productiva, pero si pensamos en mejorar esta crianza y hacerla estabulada o semi estabulada tendremos que pensar necesariamente en galpones de crianza adecuados a la especie. Los caprinos pueden criarse totalmente en estabulación, pero hay que hacerlo desde el nacimiento, porque es muy difícil que un animal que toda su vida ha sido criada libremente pueda acostumbrarse a una estabulación.

En nuestro país se han desarrollado una serie de alternativas para dotar de las mínimas instalaciones a los diversos sistemas de crianza de caprinos. Así PROCABRA ha desarrollado un modelo para el uso de pequeñas crianzas, de 45 a 66 caprinos, el mismo que se muestra en la  Figura 1.

corral-granja-caprino

Figura 1. Diseño de Corrales para una pequeña Granja de caprinos, propuesta de PROCABRA

Este modelo puede albergar de 12 a 16 hembras en producción, 4 a 6 hembras en seca, 20 a 30 cabritos, 8 a 12 hembras de recría y de 1 a 2 machos reproductores en un área de 138.4 m2 de corrales y de 40.3 m2 de pasadizos. También existe modelo para crianzas de unos mayores tamaños y estabulados, como la propuesta por Enrique Nolte para albergar 200 hembras en producción y que se muestra en la Figura 2.

granja-estabulada-caprinosFigura 2. Diseño de corrales de una granja estabulada, propuesta de E. Nolte.

CARACTERISTICAS GENERALES DE LOS CORRALES

Nuestros corrales deben ser amplios, bien diseñados, con una lógica de desplazamiento para todos los tipos de animales, con pisos duros adonde se debe colocar una cama absorbente para que los animales puedan permanecer lo mas secos que sean posibles. Deberá contar además con buenos comederos, bebederos y sombras.

Los materiales que se pueden emplear son variables como piedras, barro, maderas, latas, tapiones de tierra, de material noble, etc. y dependerán de la disponibilidad de estos materiales en la zona y de acuerdo a la economía de los criadores. Es indispensable que los corrales tengan buenas puertas de acceso para un mejor manejo de los animales. Estos corrales deberán proteger a los animales del viento y de la poca lluvia que cae, ya que la humedad y el barro le hacen mucho daño.

Para un mejor manejo y producción de los animales lo recomendable es que cada grupo de animales tenga su propio corral, de acuerdo a su sexo y edad. Así deberían haber corrales para hembras en producción, hembras en seca, destetados, machos reproductores, corral de ordeño y un corral que sirva como lazareto para animales enfermos.

Los comederos y bebederos deben estar diseñados y distribuidos de tal manera que los animales puedan tener acceso a ellos, pero que no puedan ensuciarlos. Se recomienda que la cantidad máxima de animales por corral sea de 40 hembras en producción, 1 macho reproductor, 50 hembras en seca, 40 cabritos de leche, y de 5 a 20 cabritas destetadas de reemplazo. La altura de los corrales debe ser: machos reproductores: 1.50m., hembras adultas: 1.30m., destetados de recría: 1.20 a 1.30m. y para cabritos de 1.00m.

Los corrales deben proporcionarles a los caprinos las siguientes áreas mínimas por animal: machos reproductores 10m2, hembras en producción 6m2, hembras en gestación 5m2, cabritos de leche 0.50m2, cabritos de recría de 1.0 a 4.0m2 de acuerdo al tamaño.

Los corrales de crianza deben limpiarse y desinfectarse cada vez que sea necesario, para que los animales no se ensucien, especialmente las ubres y el aparato genital, por donde pueden ingresar muchas enfermedades que se hallan en los desperdicios. El guano de los caprinos y los desperdicios de alimentos pueden ser utilizados convenientemente en varias formas: aplicación directa en los suelos agrícolas, para convertirse en compost, para la producción de biogás mediante su incorporación a un biodigestor, o actualmente para la producción de humus de lombriz para producción de hortalizas.

crianza-caprinos-valle chillón

Foto 2. Crianza de caprinos en el Valle de Chillón

crianza-caprinos-valle de chancay

Foto 3. Crianza de caprinos en el Valle de Chancay

crianza-caprinos-valle de cañete

Foto 4. Crianza de caprinos en el Valle de Cañete

COMEDEROS, BEBEDEROS, SOMBRAS Y SALERAS

Los comederos: De preferencia deben ser externos para evitar ingresar al corral y que los animales lo ensucien. La longitud mínima que debe tener cada comedero por cada animal es de o.75 m. para machos reproductores, 0.60 m. para hembras adultas y de 0.40 a 0.60 m. para cabritos. La altura de estos comederos con respecto al suelo sería de 0.60 m. para machos reproductores, 0.50 m. para hembras adultas y de 0.30 a 0.40 m. para cabritos.

Los bebederos: Deben colocarse preferentemente entre 2 corrales de crianza, para que ambos grupos de animales puedan tener acceso a él. De preferencia debe ser de material noble para evitar filtraciones. Deben estar protegidos con un emparrillado de fierro o madera para evitar que los animales se introduzcan en él y lo ensucien. Las dimensiones de estos bebederos debe ser de 0.50 m. de alto, por 1 .0 m. de ancho y de 2.0 a 3.0 m. de longitud, de acuerdo a la cantidad de animales que habrá en cada corral de crianza. También debe tener su propia sombra para mantener siempre limpia y fresca el agua.

Sombras: La finalidad de estas instalaciones es que los caprinos puedan tener un área donde  ubicarse cuando el sol calienta demasiado. Estas pueden construirse de madera y esteras reforzadas con mallas de plástico y alambres. Las áreas mínimas de sombras por cada animal son las siguientes: machos reproductores 2.0 m2, hembras en producción y gestación 1.50 m2, cabritos de leche 0.50 m2y cabritos de recría de 0.60 a 1.20 m2, de acuerdo a su tamaño.

Saleras: Es conveniente que los caprinos tengan sales a su disposición para que puedan cubrir ciertas necesidades mínimas de micro elementos. Pueden hacerse uso de piedras de sal, o de bloques de sal especialmente preparados para ellos. Estas saleras pueden colocarse dentro del corral, o preferiblemente fuera del mismo para evitar que la ensucien.

crianza-caprinos-granjamodelo-procabra

Foto 5. Crianza de Caprinos en la Granja Modelo de PROCABRA (Detalles del comedero externo, bebedero de separación, sala de ordeño y vista general de sombras)

Banner Apymel