Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Desarrollan etiquetas para quesos a partir de una proteína de la leche

08/11/2016

Se trata de un proyecto desarrollado por profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Argentina.

La formulación fue realizada mediante técnicas y procesos de la industria plástica y el producto posee plastificantes y compuestos con capacidad antifúngica y antimicrobiana.

Las etiquetas o placas permiten identificar diferentes lotes de quesos, para garantizar su trazabilidad e incrementar la participación de productos lácteos argentinos en el mercado internacional, indicó el INTI en un comunicado.

Los productores locales generalmente utilizan fibras o lápices de tinta de uso alimenticio para colocar el número de lote, la fecha de elaboración, el logotipo característico y cualquier otro dato útil para identificar sus productos.

El problema de este sistema, explicó el INTI, es que durante las etapas de salado y maduración del queso la tinta suele borrarse hasta hacerse ilegible, alterando la función de trazabilidad para la cual fue diseñada.

Frente a esta dificultad común en pymes argentinas, especialistas de los centros de Lácteos y Plásticos del INTI desarrollaron “etiquetas” de caseína, proteína láctea mayoritaria del queso.

Además, incorporaron al producto plastificantes y compuestos con capacidad antifúngica y antimicrobiana.

Las etiquetas elaboradas a partir de materias primas alimentarias se obtuvieron mediante el proceso de extrusión, utilizado comúnmente en la industria plástica.

“Si bien las placas de caseína ya existen y se comercializan en otras partes del mundo, tanto el método como la composición son propios, novedosos y fáciles de replicar por las pymes argentinas”, destaca María Laura Castells de INTI-Lácteos.

Las placas de caseína son utilizadas por los consorcios y consejos reguladores que controlan las denominaciones de origen en países de la Unión Europea.

El procedimiento consiste en colocarlas sobre el queso, justo antes del prensado, para permitir su identificación en el proceso de elaboración y durante toda la vida útil del producto, aportándole autenticidad individual a cada horma de queso, que a su vez pertenecen a una denominación de origen controlada.

Al tratarse de un método de marcado infalsificable ayuda a los fabricantes a proteger sus quesos y a valorizar su origen.

Teniendo en cuenta el panorama internacional, la producción nacional de placas tiene el potencial de convertirse en una sustitución de importaciones y de brindar las condiciones para lograr nuevas unidades de negocio, tanto para los transformadores de productos plásticos como para proveedores de la industria alimenticia nacional.

Además, permitiría incrementar la participación de las empresas argentinas en un mercado internacional altamente competitivo, así como también su utilización como sello distintivo por parte de diferentes clusters queseros del país.

http://infocampo.com.ar

Banner Apymel