Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Tambo: hacia dónde van los modelos de producción de leche

14/11/2016

Las posibilidades que surgen a partir de los nuevos sistema para producir leche, más mecanizados y hasta robotizados, se analizaron a fondo en Mercoláctea, que se desarrolló hace unos días en el predio del INTA Rafaela.

En el marco del VIII Simposio de Empresarios Lecheros, el debate giró en torno hacia dónde van los modelos productivos en el mundo y cuáles son las principales tendencias.

Lior Yaron, productor lechero en Israel, pero al mismo tiempo director de varios proyectos para la firma DeLaval, aseguró que las claves van a pasar por la eficiencia, la capacidad de convertir los alimentos en leche de calidad y la habilidad para gestionar equipos de trabajo cada vez más profesionales.

El veterinario Julio Godoy, que gerencia desde hace más de 25 años el tambo Saifica en Estancia Santa Isabel cerca de Pergamino, coincidió en que el capital humano es estratégico. “Es muy importante brindar confianza en las personas y generar un alto nivel de comunicación”, planteó. En su visión, hay una clara diferencia entre un jefe y un líder, que está más dedicado a motivar que a cumplir un rol de control.

José “Pepe” Perkins, quien hasta hace unos meses comandó el negocio lechero de Adecoagro, explicó cómo funciona el modelo altamente intensificado de la empresa (en tambos estabulados “free stall”), en los que se gestiona un rodeo de 6. 500 vacas en ordeñe y se logra una producción anual de más de 80 millones de litros. 

Perkins contó que en estos establecimientos las vacas son alojadas dentro de establos de importantes dimensiones en los cuales se mueven libremente y son alimentadas según un óptimo balance nutricional compuesto de granos y forrajes conservados. Además, son ordeñadas tres veces al día, utilizando un mecanismo de ordeñe que consiste en una plataforma giratoria de 80 posiciones, que permite ordeñar un promedio de 500 vacas por hora.

Osvaldo Spina, asesor del CREA Gelas – Abasto Sur (Buenos Aires) insistió en que la formación de los recursos humanos va a ser central en la lechería que se viene. “El gran valor dentro de un tambo reside en la gente que trabaja en él y es muy importante que reciban una capacitación permanente”, subrayó este ingeniero, que tuvo a su cargo la moderación del simposio.

Spina, que durante más de 30 años asesoró a tamberos, está convencido de que en las próximas décadas los establecimientos van a pasar del sistema mecanizado al robotizado.

“En Holanda el 20% de los 17.000 tambos ya están robotizados y en Francia ese porcentaje llega al 30%. Toda tarea rutinaria, será reemplazada por tecnología digitalizada, porque cada vez valdrá menos y podrá ser adquirida a costos más accesibles”, concluyó.

Banner Apymel