Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Argentina: Para Mastellone, la lechería debe cambiar si quiere sobrevivir

08/08/2017

La lechería argentina pasa por una de las mayores crisis de su historia y ahora está obligada a cambiar. Así piensan en Mastellone, que, aunque lidera el mercado tras la caída de Sancor, vendió el 33,5 por ciento de sus acciones a Arcor. El cambio pasa por sumar tecnología a los tambos.

“La lechería ya tiene un camino definido, uno puede tomarlo o dejarlo. El modelo es incorporar tecnología e innovación, sí o sí”, asegura Flavio Mastellone, director de Abastecimiento de la marca La Serenísima. De él depende la relación con 700 tamberos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Neuquén. Participó, días atrás, de una jornada del Centro de Transferencia de Tecnología Tambo Plus, perteneciente a la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Mastellone inició en 2014 su plan Más Leche, con el que avanzó en la capacitación y mejora de los tambos. Los llevó a recorrer modelos en Uruguay, Brasil, Paraguay y Chile, y la conclusión fue preocupante. “Años atrás venían a ver lo que hacíamos nosotros. Hoy estamos por debajo de cualquiera de estos países y ahora hay que ver qué hacen ellos”, indica.

Reconversión

En concreto, la compañía fundada por Pascual Mastellone ofrece a los tamberos reintegros del 20 al 30 por ciento al productor que incorpore tecnologías como lavadoras, medias sombras para evitar el estrés calórico, pasteurizadores de leche y calostro, retiradores automáticos de pezoneras, alimentadores de terneros o collares automáticos.

Además, a partir del año que viene, bonificará al productor que aplique el llamado “semen sexado”, una técnica desarrollada por la genética para producir hembras. Pero no cualquiera, sino la más rica en grasa y proteína, para que la leche permita producir más “sólidos”, esto es grasas y quesos. ¿Por qué? Porque el precio global de la leche es tan bajo que hace más conveniente volcarse a estos productos.

“Hoy es más rentable recoger una leche alta en sólidos en un tambo a 300 kilómetros de la planta, que una leche baja en sólidos a 20 kilómetros”, resaltó el directivo de Mastellone.

Producción. El año pasado, la producción de leche en el país llegó a 9.711 millones de litros, 14 por ciento menos que en 2015. Este año, aseguró Flavio Mastellone, la proyección es igualar la cifra de 2016.

http://www.lavoz.com.ar/negocios/para-mastellone-la-lecheria-debe-cambiar-si-quiere-sobrevivir

Banner Apymel