Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Centroamerica: Entran en vigencia las nuevas medidas para importar lácteos

13/11/2017

En su sitio web, el MAG informó que a partir de esta fecha “toda planta procesadora de lácteos que exporta sus productos (queso tipo morolique y/o quesillo), deberá cumplir con carácter obligatorio las disposiciones anunciadas por este Ministerio”.

La única disposición que recibió una prórroga es la exigencia de empacar los productos al vacío, que empezará a aplicarse hasta el 1 de enero de 2018

En julio, el MAG anunció que aplicaría una treintena de nuevas medidas para importar lácteos a El Salvador, en respuesta a las denuncias que realizaron los ganaderos salvadoreños por la sobreoferta y la baja calidad de algunos productos que ingresaban al país.
Aunque se estableció que dichos requisitos se aplicarían desde el 1 de septiembre, el MAG decidió aplazar las medidas hasta el 1 de noviembre para 12 empresas que habían iniciado el proceso de cumplir las disposiciones.

En ese momento, el titular del MAG, Orestes Ortez, indicó que de 33 importadores salvadoreños, 19 de ellos ya habían regularizado los procesos.

En ese sentido, a partir de la semana pasada, el MAG ordenó que los transportistas o responsables de cada envío tienen que presentar los resultados de los análisis microbiológicos, según los límites de tolerancia del Reglamento Técnico Centroamericano RTCA 67.04.50:08. de “Alimentos. Criterios microbiológicos para la inocuidad de los alimentos”.

Estos documentos tienen que entregarse en original, con una vigencia no superior a los 30 días y deben ser extendidos por la entidad oficial en este rubro de cada país de origen del producto.

Asimismo, el queso tipo morolique o quesillo tendrá que ser embalado en jabas o cestas plásticas, ya que no se “permitirá el transporte de productos en huacales o bolsas colocadas sobre tabla o en el piso del contenedor”, indicó el MAG.
Expectativa

Alfonso Escobar, presidente de la Asociación de Productores de Leche de El Salvador (Proleche), confirmó a Diario El Mundo que ya no se permite el ingreso de productos lácteos en huacales o sin etiquetado, pero la diferencia real sobre las medidas se observará hasta en enero próximo, cuando el producto ingrese empaquetado al vacío.

Con esa medida, explicó el vocero de la gremial, los lácteos tendrán impresa la etiqueta con las especificaciones del producto y generará mayor confianza en el consumidor, ya que por el momento se pega con sticker (adhesivo) “y eso puede ser facilitado de alguna manera; no es tan fácil, pero hay gente que lo puede hacer”.

Escobar indicó que en las próximas semanas realizarán un muestreo para verificar si se ha mejorado la calidad, pues en los últimos días han experimentado un incremento en los precios de los productos importados. “Nosotros esperaríamos que ese aumento de precios de la importación corresponda a un aumento de la calidad”, agregó.

Previamente, Lorena Cruz de Amaya, directora de la Asociación Salvadoreña de Ganaderos e Industriales de la Leche (Asileche), enfatizó que la industria salvadoreña a nivel formal cumple con todos los estándares de calidad, y reafirmó que como gremial no se oponen a la importación de lácteos, “pero bajo las condiciones que el consumidor se merece”.
Sobreoferta afectó al sector
Denuncia

En julio, la Asociación de Ganaderos de El Salvador (AGES) denunció que el sector lácteo perdía el 40 % de su producción diaria, ya que no podían venderla por los bajos precios que provocó la sobreoferta.
Pérdidas

El presidente de la AGES, Mario Espinal, afirmó en ese momento que durante los meses de abril, mayo y junio de este año se registró una pérdida mensual de $6 millones, unos $200,000 diarios.

Sobreoferta

El exceso de la oferta de leche en el país se originó a partir de mayores importaciones de productos lácteos, entre ellos, quesos y quesillos provenientes de países como Honduras y Nicaragua.

Fuente. http://elmundo.sv

Banner Apymel