Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Argentina:Mientras sigue buscando un comprador, SanCor se achica y pierde mercados

11/12/2017

Procesa un 70% menos de leche que hace dos años. Retrocede su participación y se desprende de pequeñas plantas que van a manos de pymes locales.

Mientras continúa indefinida la venta de SanCor a la empresa neozelandesa Fonterra, los principales competidores y en menor medida las pymes lácteas del sector comenzaron a despojarla de varios mercados que está dejando vacante la cooperativa.

Hasta el 2015, cuando comenzó la debacle de SanCor, la empresa asentada en la ciudad santafesina de Sunchales era una de las principales lácteas del país entre las más de 700 industrias radicadas en el país.

SanCor recibía más de 4 millones de litros de leche diarios de sus cooperativas y compraba a su vez a terceros para abastecerse. Hoy, solamente recibe alrededor de 1,2 millones de litros, un 70% menos y la producción se redujo considerablemente perdiendo varios mercados lácteos.

Cabe recordar que en 2016 para paliar la crisis SanCor le había vendido a la aceitera Vicentín el 90% de la línea de postres, flanes y yogures por más de U$S 100 millones.

Mastellone Hnos., la principal láctea del país, fue una de las más beneficiadas en el mercado. Desde la empresa,que ahora cuenta con Arcor como socio (40,2% del paquete accionario), confirmaron que se quedó con el mercado de leche fresca en la zona metropolitana (Capital Federal y Gran Buenos Aires) siendo el único proveedor tras la salida de SanCor de este negocio.

También informaron que están teniendo ventas históricas en el segmento de dulce de leche.

Ante este contexto, según los registros en la Comisión Nacional de Valores (CNV), Mastellone Hnos. facturó $16.556 millones hasta el 30 de septiembre. Y recientemente aseguraron que este año será positivo después de varios ciclos con números en rojo.

Si bien no pudo quedarse con la materia prima que perdió SanCor por cuestiones de distancia, ya que las principales plantas de la compañía se encuentran en la provincia de Buenos Aires (General Rodríguez y Trenque Lauquen), salvo la de producción de quesos que está situada en Córdoba, pero también alejada de los cuencas que abastecían a Sancor, sigue siendo la empresa con mayor participación de compra de leche a los productores alcanzando 3,8 a 4 millones de litros de leche por día, un 13% de los 30 millones de litros que se producen por día en Argentina.

Asimismo, también amplió sus ventas en el mercado de leche larga vida, uno de los caballitos de batalla de SanCor. Pero no fue la única. En este segmento, las demás empresas líderes, como Saputo y Williner, ambas de Rafaela (Santa Fe) y Punta del Agua, de Villa María (Córdoba) también aumentaron su participación.

Estas últimas industrias, más algunas pymes, fueron las se quedaron con la mayor proporción de la materia prima que dejó Sancor sin comprar.

En el mercado de quesos, en la cual se destina el 50% de la leche producida, no hubo un claro ganador y se repartió entre las más de 600 empresas que producen este tipo de producto.

Este año las industrias lácteas so volcaron al mercado doméstico porque los números para exportar no son competitivos por los altos costos de producción y el bajo valor de la leche en polvo (U$S 2.800 por tonelada).

Según datos del Ministerio de Agroindustria, desde enero a octubre se exportaron 182.000 toneladas en total (entre leche y derivados), lo que marca una caída un 26% en comparación con igual período de 2016 que se había embarcado 247.000 toneladas. Por lo que gran parte de la producción de lácteos se volcó al mercado local generando una recuperación en el consumo.

Para este año se prevé que alcance los niveles de 2015 que marcaron 214 litros de leche equivalente por año por persona (aquí se incluye el consumo de leche más los productos derivados),según datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA). En el 2016 había bajado el consumo retrocediendo a los 201 litros de leche por persona/año.

En paralelo, las pymes también pudieron aprovechar la mala situación de Sancor. Tres de ellas están negociando la compra de plantas que tiene la cooperativa catalogadas como “activos residuales”, o sea, que no entran dentro del proceso de alianza que se está encarando para los activos principales de la cooperativa.

En este sentido, La Tarantela, una pyme de Navarro, está en vías de quedarse con la planta ubicada en Centeno, Santa Fe; San Gotardo, de Trenque Lauquen, está en vísperas de quedarse con la planta situada en Coronel Charlone; y la Cooperativa láctea de Huanchilla absorbería la de Coronel Moldes.

 

Autor: Esteban Fuentes
Fuente: CLARÍN

Banner Apymel