Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Argentina: Se cortó el veranito del consumo de lácteos

18/01/2018

Se cortó el veranito del consumo: en diciembre se estancaron las ventas y 2017 cerró con una caída del 1%

La recuperación del consumo que había empezado a asomar a partir de octubre se cortó en diciembre y el año terminó peor de lo que se esperaba. De acuerdo a un relevamiento de la consultora Kantar Worldpanel, en el último mes de 2017 las ventas de los productos de la canasta básica cerraron en línea con las de diciembre de 2016 y de esta manera el año cerró con una baja del 1%. El dato es especialmente negativo si se tiene en cuenta que la comparación se hace contra un año que ya había sido muy flojo como fue 2016.

“El comportamiento del consumo hace que iniciemos un año con un arrastre bajo para 2018, con expectativas no mayores a un 1% de crecimiento para el primer semestre”, analiza Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel. “Una de las principales causantes para que diciembre no continuara con la tendencia positiva de meses anteriores fue el comportamiento dispar de los diferentes sectores”, agregó.

 

En Kantar destacaron que tanto bebidas y cuidado personal, que venían mostrando un comportamiento positivo, finalizaron el mes a la baja, con caídas en volumen del 2% y 5%, respectivamente. Sin embargo, los peores resultados hay que seguir buscándolos en las categorías de los lácteos, que cerraron 2017 con un retroceso del 5% en las ventas en el último trimestre y así completaron un año con una caída del 7%.

Los lácteos tuvieron un retroceso del 5% en las ventas en el último trimestre y así completaron un año con una caída del 7%

Los lácteos tuvieron un retroceso del 5% en las ventas en el último trimestre y así completaron un año con una caída del 7%.

 
 

En el último trimestre la pirámide social registró un crecimiento homogéneo. Pero el único grupo que tuvo un 2017 positivo en volumen fue el nivel socioeconómico (NSE) bajo inferior (es decir el segmento más pobre de la población), que cerró el año con un alza del 3%.

“Para tener un saldo positivo en la canasta de consumo masivo, es necesario contar con el desarrollo del NSE bajo superior, grupo al que pertenece el 33% de la población y cerró el año con 2% de caída”, advirtió Filipponi.

 

Por canales, en el cuarto trimestre, el comportamiento se mantuvo con la una tendencia similar a lo registrado durante el año, con los mayoristas y los pequeños comercios con saldo positivo, mientras que los hipermercados, supermercados y autoservicios cerraron el año con una caída en el volumen.

Las marcas propias de las cadenas fueron las de mayor desarrollo en el último trimestre. “Este efecto se da porque los consumidores buscan ahorro en sus compras y, dentro de las cadenas, las marcas propias se presentan como una opción para cuidar el bolsillo”, explicaron en Kantar.

Fuente: Diario La Nación

Banner Apymel