Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Nicolás Albertoni "Salir hoy a negociar con grandes mercados se torna complejo para Uruguay desde la plataforma del Mercosur"

29/01/2018

Creo que desde un punto de vista político y social, el principal mensaje que debería dejarnos la movilización del agro por estos días es sobre el profundo peso que puede tener una sociedad que se organiza y reclama con respeto y fundamento.

En el mundo que vivimos en el que la información fluye a una velocidad exponencialmente mayor a la de años anteriores, lo que pasó hace unos días es una señal de que la sociedad está cambiando y el efecto que tiene en la política puede ser bien importante. 

nicolas-albertoni
Un punto de los varios que se han mencionado sobre estos días relacionados a la competitividad del agro es justamente el de la inserción internacional del país.

Desde hace años estoy convencido que este es un pilar clave para nuestro desarrollo y que no lo estamos aprovechando todo lo que deberíamos.

Si un vemos todo lo que el Uruguay deja de plata en aduanas del mundo por el siempre hecho de no tener acuerdos comerciales que le hagan más fáciles los accesos y lo traducimos en lo que se ahorrarían nuestros exportadores para invertir en otras áreas claves, nos daríamos cuenta de la importancia que tiene este debate.

Esto no es de izquierdas o derechas, es de sentido común: si no mejoramos nuestra competitividad, estamos dejando margen a que nuestros competidores en el mundo se “coman la cancha” mientras nosotros los miramos.


El agro tiene una fuerza imponente incluso en países industrializados. No solo siendo demandante en generar políticas, sino que es protagonista para elaborarlas. Y lo que vimos hace unos días fue una señal de eso.


La inserción internacional en el ámbito del agro es un debate central que lo debe dar el mismo sector y hacia el gobierno y fue justamente uno de los puntos que pusieron sobre la mesa.
Salir hoy a negociar con grandes mercados se torna complejo para Uruguay desde la plataforma del Mercosur, países donde se nos va la vida en alcanzarlos como destino para nuestros productos, son competencia directa de Brasil o Argentina, por volumen fundamentalmente, y nos imposibilita plantear la lógica de país chico para llegar a esos mercados. Es decir, si seguimos anclados a Brasil y Argentina difícilmente lograremos una diversificación que nos haga competitivos.


Y claro que abrir nuestro mercado implica tomar riesgos y estar preparados para competir. Pero soy un convencido que el agro uruguayo tiene la capacidad y productividad como para competir con los mejores. Le falta ser más competitivo y esta variable la puede dar mayormente el gobierno.

 El agro tiene espalda en innovación y la tecnología aplicada al sector, pero con los costos que tenemos es muy difícil poner a andar en la tierra esta innovación sobre la que tanto se ha trabajado en estos años. Es decir, si el gobierno no ayuda al agro a explotar su potencial lo que tenemos es simplemente un potencial apagado. De hecho es eso lo que pasa hoy en la práctica, hay maquinistas y camioneros que les es más barato mantener el camión apagado que salir a trabajar. Eso no tiene lógica. Otro dato que nos debe llamar la atención es los altos costos logísticos que genera un país caro. Hace poco tiempo, estaba trabajando para un estudio sobre la logística del país y me topo con un dato que me dejó realmente alarmado cuando lo comprobé con números: para una carga pesada, era más caro mandar un camión de Artigas a Montevideo, que lo que valía mandarlo de Montevideo a China.


Este tipo de datos nos muestra que algo anda mal en relación a los costos internos. De aquí que el gobierno debe tomar con inmenso respeto el reclamo del sector.

Fuente: http://www.diarioelpueblo.com.uy

Banner Apymel