Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Proyecto Factor Humano en Tambo: Sin gente no hay futuro

29/01/2018

Con el convencimiento de que sin gente no hay lechería posible, un grupo interdisciplinario trabaja para hacer del tambo una actividad atractiva y amigable para las personas que trabajan en él y sus familias. Cómo surge y en qué consiste esta iniciativa de largo plazo, que busca abordar y revertir uno de los principales problemas del sector.

Los cambios en la lechería en las últimas décadas –el tamaño de los rodeos se triplicó en 25 años− se han dado sin una adecuación de la infraestructura de los establecimientos, y sin la disponibilidad de lineamientos y formación sobre la gestión de las personas. Los equipos de trabajo en el tambo y sus familias se han visto entonces afectados directamente por este proceso, con carencia de bienestar en el trabajo, jornadas extendidas, complejización de las tareas, escaso descanso y condiciones de vivienda muy mejorables.

Para sumarle gravedad, hoy el 49 por ciento de los operarios −según un relevamiento sobre 1.200 empleados de tambos CREA− tiene menos de 30 años, es decir, pertenece a la famosa Generación Y, con un pensamiento y valoración del trabajo muy diferente al de su antecesora.

Como es sabido, una empresa que no es atractiva para las personas difícilmente tenga futuro. Tal convencimiento y la evidencia de que el tambo hoy repele gente más que atraer, fue lo que llevó a un grupo de personas y de entidades a embarcarse en un desafío sin precedentes para el sector: el proyecto ‘Factor Humano en Tambo’, una iniciativa de largo plazo y para toda la lechería argentina. 

Los orígenes
El punto de partida lo constituyó una ‘Encuesta de personal de tambo’ realizada por el CREA Rafaela en el año 2011, a partir de la inquietud de sus miembros por la alta rotación de su gente. 
En 2012, la Región Santa Fe Centro la hizo extensiva a todos los grupos que la integran y con este diagnóstico, la Zona se puso a trabajar y el proyecto ‘Factor Humano en Tambo’ comenzó a gestarse. 

En octubre de 2013, demostrando la envergadura de la problemática, se lanzaron las encuestas a nivel de todo el Movimiento (siete regiones, 1.184 empleados y 138 empresarios), lo que constituyó el puntapié inicial para un proyecto CREA a nivel país y más tarde, un proyecto interinstitucional de alcance nacional. Del análisis se desprendieron interesantes conclusiones, entre ellas que el barro y las temperaturas (altas y bajas) constituyen los aspectos más negativos del trabajo, así como los horarios de ordeñe; y que el 58 por ciento no lo recomendaría a sus hijos.

El objetivo

¿Cuál es “el norte” que guía al proyecto? Que cada empresa sea sustentable y atractiva para las personas que forman parte de ella y sus familias. 
Aunque suene utópico, existen claras evidencias de que esto es factible, algunas dentro de CREA y otras por fuera del Movimiento. “No es cierto que no sea posible, se puede trabajar en el tema y salir de la queja. Es necesario rescatar experiencias de lo que daría en llamar ‘empresas a escala humana’. Este tipo de empresas, independientemente de su tamaño, conformación familiar, actividad o localización, tienen algunos atributos que les son comunes: una trama de vínculos y relaciones positivas, un propósito de trabajo conjunto, un buen ambiente laboral que se respira a cada paso, y un espacio para la calidad de vida personal”, asegura el Ing. Agr. Fernando Preumayr, líder del proyecto y consultor en recursos humanos en empresas agropecuarias.

El abordaje
Muchos son los factores que influyen sobre las condiciones de trabajo en los tambos. Por lo tanto, el abordaje se realiza de manera integral:
1. La confección de una ‘Guía de las Mejores Prácticas y Condiciones de Trabajo en el Tambo’ en las seis áreas enunciadas en el Esquema. Los contenidos de cada área han sido elaborados bajo la coordinación de especialistas en cada temática.
2. La validación, difusión y posicionamiento de la guía en la plataforma virtual del proyecto, la cual tiene a su vez fines informativos, interactivos, y de promoción y comunicación. 
3. La conformación de una red territorial de referentes en el tema y su dinamización con actividades (tipo talleres “a la carta”) de desarrollo local y regional. Los talleres están diseñados para abarcar los diferentes aspectos que hacen a la atracción, desarrollo y retención de capital humano en los tambos.
4. El análisis y discusión de una proyección estratégica para esta problemática en interacción con otros actores de la sociedad. 

Las entidades que participan y apoyan
CREA/ INTA / Aprocal / CAPROLECOBA / Universidad Nacional del Litoral / Universidad Nacional de Lomas de Zamora / Universidad Austral / Universidad de Buenos Aires / Fundación PEL / Ministerio de Agroindustria de La Nación / La Serenísima / Danone.
Para más información, se puede visitar el sitio http://factorhumanoentambo.com/


Las 6 áreas de trabajo
Por tratarse de un problema multifactorial, el abordaje se realiza desde distintos ángulos. 

  

  Enviar   Imprimir  

 

 

http://www.todoagro.com.ar

Banner Apymel