Novedades y Tendencias
Empresas & Productos
Lácteos & Salud

Argentina - Rodolfo Galloni, Williner: "Nos reestructuramos para crecer"

05/02/2018

Así definió el gerente general de Sucesores de Alfredo Williner a la decisión de trasladar personal y cerrar la planta de Suardi, progresivamente. Rodolfo Galloni explicó los alcances de una apuesta que se basará en una inversión de 20 millones de dólares.

 

Por Elida Thiery

EDairyNews

Hace mucho tiempo que la industria lechera no puede arriesgar en inversiones, en replanteos de estrategias, por condiciones internas y externas.

Si bien el camino a mediano plazo no termina de estar allanado, hay indicios para tomar el riesgo e intentar crecer. Este puede que sea el impulso que definió en los últimos meses el programa de reestructuración de Sucesores de Alfredo Williner, con un foco particular en su planta de Bella Italia, en el corazón de la cuenca lechera santafesina.

Con plantas diseminadas por la provincia exigían una nueva manera de optimizar recursos, desde la logística a los productos y fue por eso que se definió lo que será un cierre progresivo de la planta de Suardi, que produce varias clases de quesos, para reconcentrar todo en El Trébol, Arrufó, Bella Italia e incluso, Rafaela.

Lo que se define como un “plan de desactivación” surge de una evaluación tecnológica que está atada al criterio de “avanzar en productividad y competitividad”, así lo manifestó a EDairyNews el Gerente General de la empresa al ser consultado ante estas novedades que hacen a una mejora del negocio lechero, sin la pérdida de ningún puesto de trabajo. Cabe destacar que este proceso es diametralmente opuesto a lo que sucede con SanCor y su achicamiento en cuanto a instalaciones industriales.

Rodolfo Galloni fue explícito al hablar de priorizar la tecnología con la que ya cuenta la firma que se comercializa con la marca Ilolay, pero también los proyectos de expansión para las instalaciones de Bella Italia, en las que se proyecta una inversión de unos 20 millones de dólares, que saldrán a negociarse según la disponibilidad del mercado financiero local. La empresa que está actualmente en el podio de los procesadores de materia prima, pretende un complejo industrial de mayor envergadura a la vera de la ruta provincial 70.

Con la intención de asumir deudas lógicas y con la ambición intacta de una empresa que cumple 90 años en el mercado, Williner inicia así un proceso de expansión, que podría darse hasta en tres años, para no sólo crecer en capacidad instalada y proceso de materia prima, sino avanzar en el valor agregado, pero también en el lanzamiento de nuevos productos, o incluso el replanteo de las cartas como la de los quesos, de acuerdo a la demanda, tanto interna como externa.

“Nos reestructuramos para crecer, esa es una buena noticia porque queremos avanzar y de esta manera no se pone en riesgo el trabajo de nuestra gente”, aseguró Galloni, habiendo comenzado ya el proceso de desactivación progresiva en Suardi y la opción de los 62 operarios a un traslado a Rafaela y Bella Italia, o a Arrufó, aunque también tienen disponible el sistema de retiro voluntario. Entre los operarios la aceptación de las alternativas tiene una buena recepción.

Este indicio y las expectativas de conseguir mejores condiciones para la lechería, no significan que será este un año sencillo. Será toda la cadena la que deberá seguir lidiando con un precio al productor que no es el esperado, mercados globales que aún no se estabilizan, esquemas políticos que al momento siguen sin ser claros y precios en las góndolas que no permiten sospechar que puede expandirse la demanda interna. Ese es un análisis somero que no termina de impactar en la voluntad de muchas industrias de sostenerse y crecer en este ámbito de desigualdad frente a otros competidores internacionales.

Por Elida Thiery

EDairyNews http://edairynews.com

Banner Apymel